Llevar una vida sana y equilibrada: consejos 11


Llevar una vida sana se basa en tres principios fundamentales: ejercicio, alimentación y descanso suficiente. Sin embargo, el ritmo de vida actual nos aleja de las prácticas más recomendables.

Los siguientes consejos para llevar una vida sana y equilibrada son una guía muy sencilla para que tu cuerpo y mente funcionen de una manera óptima.

Cómo llevar una vida sana

1- Bebe agua y limita el consumo de refrescos y alcohol

Es muy importante ingerir la cantidad adecuada de agua diaria. ¿Cuál es la cantidad óptima de consumo de agua? En general, se recomienda beber entre 1,5 y 2 litros de agua cuando hace calor y 1-1,5 litros cuando las temperaturas son más bajas.

Los refrescos tienen una cantidad de azúcar muy elevada. Por su parte, el consumo de alcohol aporta muchas calorías a nuestro organismo. Además de causar daños a nuestro cuerpo si el consumo es excesivo.

cómo llevar una vida más sana

2- Cambia la manera de comprar y aprende a cocinar

Evita los alimentos que estén procesados. Tu lista de la compra se debe centrar en alimentos frescos.

Es muy importante saber cocinar para comer más sano. Si no tienes alguna habilidad en la cocina, acabas comiendo alimentos precocinados o “cualquier cosa”.

Hay infinidad de información en Internet sobre cocina sana, aprovéchala.

3- Consume frutas, verduras y hortalizas

Estos alimentos deberían ser los más habituales en tu dieta. En cualquier comida principal tendría que aparecer al menos un elemento de cada grupo.

Aportan a nuestro cuerpo gran parte de las vitaminas, minerales y fibra. Son los nutrientes necesarios para el correcto funcionamiento del organismo.

La fibra que aportan estos alimentos es importante para regular el tránsito intestinal. Además, generan sensación de saciedad y, de esta manera, se consumen menos calorías.

llevar una vida sana

4- Haz ejercicio todos los días

Es otro de los pilares fundamentales para llevar una vida sana.

Para que la práctica del ejercicio se convierta en un hábito, es muy importante que escojas una actividad que te guste. Si no disfrutas, la abandonarás.

El ejercicio que está recomendado para todo el mundo es caminar. Si no tienes tiempo para dedicar 45-60 minutos diarios a esta actividad, pon en práctica algunos trucos: deja el coche más lejos, utiliza las escaleras y no subas en ascensor, no cojas el coche para trayectos cortos…

5- No seas sedentario

Muévete, no te pases las tardes del fin de semana tumbado en el sofá. Sal a la calle y realiza cualquier actividad.

llevar una vida sana y equlibrada

6- Reduce el estrés

Es muy fácil decir que hay que reducir el estrés. Pero, ¿cómo se hace? Aquí tienes algunas pautas:

  • Disfruta de las cosas “pequeñas” de la vida.
  • Acepta lo que no se puede cambiar.
  • Habla con los demás, no te guardes los problemas y frustraciones.
  • Planifica tus tareas.
  • Administra mejor tu dinero.
  • Disfruta más de la naturaleza.
  • Escucha música.
  • No puedes llegar a todo, delega.
  • Practica técnicas de respiración y relajación.

7- Mejora la calidad de tu descanso

Para dormir mejor, es importante mantener un horario de descanso regular. Evita el uso del móvil justo antes de acostarte y ten un buen colchón. No tomes cafeína cuatro o cinco horas antes de ir a la cama. Descansarás mejor.

Lo ideal es dormir de 7 a 8 horas diarias. Si no descansas lo suficiente, notarás fatiga, tanto física como mental.

8- Limita el consumo de azúcares y sal

Un exceso de azúcares en la dieta conduce a la obesidad. Los excesos en la sal favorecen la hipertensión.

Aprende a interpretar correctamente las etiquetas de los alimentos. Toma como referencia las cantidades en 100 gramos. De esta manera, podrás hacer comparaciones homogéneas entre productos similares.

 

¿Te ha gustado el artículo?, es probable que te interese este tema: ¿En qué consiste el Wellness?

 

 


Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

11 ideas sobre “Llevar una vida sana y equilibrada: consejos